NOTICIA

El derbi se queda en Vitoria

Lunes, 24 de Febrero del 2020

test picture

El Deportivo Alavés logró los tres puntos (2-1) frente al Athletic después de remontar el encuentro y gracias, en gran parte, a un Lucas Pérez que firmó un gol y una asistencia.

 

Con Mendizorroza lleno y una grada en la que se respiraba ambiente de derbi, Alavés y Athletic se enfrentaban en una jornada que deja a dos equipos con sensaciones bien distintas. Con la derrota del domingo, los bilbaínos suman ya diez consecutivos sin ganar en LaLiga, mientras que los vitorianos miran con ocho puntos de ventaja al primero de los equipos en puestos de descenso.

 

El partido comenzó vibrante y con más idas y venidas de las que se esperaba entre dos conjuntos acostumbrados a hacer los partidos espesos y de pocas ocasiones. Ambos entrenadores plantaron una línea de cinco atrás y desde la organización defensiva comenzaron a construir en ataque. La primera de los visitantes la tuvo Iñaki Williams, que obligó con un remate de cabeza a intervenir a Fernando Pacheco.

 

Al intento del delantero rojiblanco le llegó la réplica de los albiazules. Una buena conexión Joselu-Lucas por poco termina en gol babazorro, pero al coruñés le faltó un número más de pie para haber mandado a la red el balón. Fue a los 16’ cuando llegó el primer gol de la tarde y lo hizo tras una jugada de estrategia. Falta botada en corto hacia Yuri que asiste a Mikel Vesga en la media luna, pero el mediocentro falló en el chut y la pelota le cayó a uno que no perdona, Raúl García. El navarro ajustó su disparo al palo derecho de la portería de Pacheco y marcó.

 

Pero la alegría rojiblanca no duró mucho en un Mendizorroza que volvió a lucir sus mejores galas. Aleix Vidal provocó un penalti de Yeray que Lucas mandó al fondo de la portería. El que suponía el décimo gol del gallego en liga hizo que el partido se durmiese y ninguno de los dos equipos corriese riesgos innecesarios.

 

El balón era para el Alavés, algo con lo que el Athletic no se sentía incómodo hasta que un disparo de Lucas Pérez al larguero a diez del final metió el miedo en el cuerpo a los visitantes; un aviso de lo que pasaría poco después. Rondaba el 90’ cuando con los dos conjuntos a punto de firmar el empate, el ex delantero del West Ham puso una falta medida al interior del área y Rodrigo Ely logró el definitivo 2-1. Mendizorroza estalló y los tres puntos del derbi se quedaron en Vitoria.

Volver