NOTICIA

Fin a 2019 con derrota en el Camp Nou

Domingo, 22 de Diciembre del 2019

test picture

Los albiazules perdieron 4-1 ante el Barcelona en el que ha sido el último partido del año para los vitorianos y en el que Leo Messi volvió ser decisivo para los suyos.

 

Nunca es tarea fácil visitar el Camp Nou, pero si Messi tiene su día resulta casi imposible para cualquier equipo sacar algo positivo de la Ciudad Condal. Eso mismo le pasó al Alavés en un choque donde con 2-1 llegó a sembrar las dudas en los locales, al menos en los 15 minutos que tardó el argentino en sentenciar el partido.

 

Hizo cambios Garitano en un once donde Lucas Pérez volvió a ser titular. Tras el desastre de la Copa del Rey, el técnico vasco dio entrada en el equipo a Javi Muñoz en su debut esta temporada y volvió a alinear de inicio a un Wakaso que regresaba tras sanción. También hizo cambios Valverde, que tras el empate en ‘El Clásico’ decidió agitar el árbol. De esta forma, De Jong, Semedo y Lenglet comenzaron en el banquillo y dejaron su puesto a Vidal, Aleñá y Umtiti.

 

No tardó demasiado el Barça en adelantarse en el marcador. 13 minutos en los que Griezmann tuvo tiempo de rematar un centro de Suárez al fondo de la red. Con el partido controlado, los azulgranas se tomaron el encuentro con calma y fueron corriendo los minutos hasta que Vidal, máximo goleador del equipo tras el tridente ofensivo, aumentó la ventaja para los suyos justo antes del descanso.

 

Tras el paso por vestuarios, llegó el mejor momento del Deportivo Alavés en el partido. En el 55’, una buena jugada de Duarte por banda izquierda acabó con un remate de Pere Pons, que abría la lata así para los babazorros. Pudo no ser el último gol albiazul y es que poco después de ese tanto, Aleix Vidal puso en apuros a Ter Stegen en una mala salida del portero alemán.

 

El público del Camp Nou comenzó a impacientarse, pero fue entonces cuando Leo Messi decidió dar por concluido el partido. Gracias a un gran disparo con rosca desde la frontal, el argentino logró el 3-1 y con él la calma para los culés. El tanto final llegó de penalti después de una mano de Martín. Una pena máxima que transformó Luis Suárez y que supuso el 4-1 final en el último partido para el Alavés en este 2019.

Volver