NOTICIA

Lucas Pérez: “El vestuario sigue creyendo”

Sábado, 07 de Abril del 2018

test picture

El de Monelos atendió a los medios de comunicación tras la victoria del Deportivo por 3-2 sobre el Málaga en la que logró el primer tanto de los herculinos y que les sirve para seguir peleando por la salvación.

 

Casi cuatro meses llevaba el Deportivo sin ganar y por ello Lucas Pérez se mostró radiante en zona mixta y “contento” por un triunfo vital de cara a la permanencia. “Necesitábamos la victoria en lo anímico nosotros y la afición. Con este resultado es normal que el grupo se encuentre mucho mejor para que vea que el trabajo del día a día da sus frutos”, afirmó.

 

El partido comenzó con una acción en la que Mateu Lahoz señaló penalti sobre el delantero gallego y que este explicaba posteriormente en zona mixta. “Es una acción rápida donde me intento ‘safar’ de Luis y en un momento, cuando recorto y vuelvo a acelerar, él me da en el pie”, comentó.

 

El propio Lucas fue el encargado de transformar esa pena máxima y su celebración tuvo un significado especial. “Con la celebración lo que hice fue pedir disculpas para que la gente entienda y comprenda lo que yo siento, lo que siente el vestuario y todo el mundo. Nosotros luchamos y seguimos, no lo dejamos de intentar y no dejamos de creer así que al fin y al cabo con esta victoria lo que queremos es que confíen como siempre han hecho”, dijo el ‘7’ blanquiazul.

 

Los tres puntos sirven como aliciente para un equipo al que muchos veían lejos de poder pelear por salvarse, pero que tal y como confesó el ex del Arsenal no se rinde. “El vestuario sigue creyendo desde el primer momento. Siempre hemos creído, pero anímicamente cuando trabajas las cosas, intentas hacerlo lo mejor posible y cuando no te sale pues te vienes abajo, es normal”.

 

Por último, Lucas Pérez, feliz por “dar algo para que confíe” a la afición, reconoció que no lo ha pasado bien durante estos meses en los que no conseguían encontrar la victoria. “Hoy me voy para casa feliz, por fin puedo hablar con mi familia y con mis amigos, que llevo cuatro meses encerrado en la habitación sin que nadie me moleste, así que hoy quiero disfrutar y no pensar en el mañana”, concluyó.

Volver