NOTICIA

Veni, Vidi, Vici

Sábado, 08 de Febrero del 2020

test picture

El Deportivo Alavés se llevó la victoria (2-1) ante el Eibar en un partido donde Lucas Pérez saltó al campo tras el descanso y en el primer balón que tocó adelantó a los albiazules tras 45 minutos de pocas ocasiones.

Regresaba el Alavés a Mendizorroza para medirse al Eibar en el primer derbi de la temporada en Vitoria. Marcado por la situación clasificatoria, el choque se antojaba vital para ambos conjuntos en su objetivo por lograr la permanencia. Pese a jugarse en viernes, la afición babazorra volvió a responder de la mejor forma en un encuentro donde Asier Garitano introdujo novedades en el once.

 

Mientras que Aleix Vidal regresaba al equipo titular, Lucas Pérez debería esperar su momento desde el banquillo. El partido comenzó parejo y es que, pese a que el control del balón era albiazul, fueron los armeros quienes dispusieron de las mejores ocasiones en los primeros compases de juego. Arbilla y Cote por las bandas, así como un eléctrico Fabián Orellana fueron los mayores agitadores del ataque visitante. Pese a todo, el peligro no fue del todo nítido y con el empate a cero se llegó al descanso en Vitoria.

 

El míster decidió mover el banquillo y para agitar el encuentro dio entrada a Lucas Pérez, que regresaba al verde después de perderse la pasada jornada en Sevilla por lesión. No tardó ni un minuto el gallego en adelantar a los suyos y es que en el primer balón que tocó -gran asistencia de Joselu- la mandó para dentro. Con el coruñés llevando la batuta del ataque, el peligro albiazul creció.

 

El ex del West Ham volvió a participar en la jugada del segundo gol, que llegó después de un pase de Aleix Vidal y el posterior remate de Oliver Burke. El pescado parecía vendido en Mendizorroza con el 2-0, pero a falta de siete para el final, Orellana recortó distancias. Los vitorianos se reforzaron con la entrada de Martín y acabaron con cinco defensas logrando una victoria que da vida al conjunto babazorro.

Volver